INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES

La vacuna contra meningococo ya es gratuita y obligatoria en la Argentina
13 mar. 2015.- La Argentina incorporó oficialmente a su Calendario Nacional de Vacunación la vacuna contra el meningococo, bacteria que produce meningitis y suele causar enfermedades invasivas graves. Recibirán la inmunización gratuita y obligatoria todos los niños mayores de 3 meses para disminuir los fallecimientos y las secuelas provocadas por esta infección.

El Ministerio de Salud argentino prevé que la vacunación contra el meningococo comenzará en el segundo semestre de 2015. El esquema de inmunización contempla dos dosis, a los 3 meses y 5 meses, y dos refuerzos, a los 15 meses y 11 añosComo los adolescentes portan la bacteria en la nariz y en las fauces –y, así, constituyen un reservorio del agente infeccioso–, vacunarlos tiene como objetivo disminuir la portación nasofaríngea para proteger a este grupo y, de forma indirecta, a la población no vacunada. Los chicos que tengan las edades mencionadas no necesitan presentar una orden médica para recibir la vacuna.

Hasta ahora, la vacuna contra el meningococo estaba disponible solo en el sector privado. La Argentina es el primer país de la región que la incorpora a su calendario para aplicarla de manera gratuita a los menores de un año y que, al mismo tiempo, implementa una estrategia de vacunación de adolescentes con el fin de proteger directamente al grupo vacunado e, indirectamente, a los niños menores de cinco años, que son los más comprometidos (en especial, los menores de 12 meses).

La bacteria Neisseria meningitidis (meningococo) produce una enfermedad muy grave que puede presentarse como meningitis, infección de la sangre y sepsis, con alto riesgo de dejar secuelas irreversibles, principalmente, neurológicas. Entre el 10 y el 20% de los afectados presentan pérdida de la audición, convulsiones, hidrocefalia, retraso madurativo neurológico, amputación de miembros y escaras que requieren injertos. En la Argentina, se registran de 200 a 300 casos anuales; todos ellos deben internarse para recibir los cuidados médicos adecuados. Por año, mueren de 15 a 20 niños debido a esta infección.


Fuente: Ministerio de Salud de la Nación, Argentina.