INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES SALUD DE LOS DOCENTES
PATERNIDAD SIGLO XXI LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES

¿Actividad física, ejercicio físico o deporte?
Por la Dra. Claudia Maroncelli*

Con el ritmo de vida que llevamos y con tantos cambios que están ocurriendo a nuestro alrededor, de a poco y sin darnos cuenta los seres humanos le vamos restando tiempo y calidad a la actividad física –que tanto beneficio aporta a nuestro ser–, y damos más lugar al entretenimiento tecnológico.

En las primeras etapas de la vida, se desarrollan la inteligencia y los afectos. Y mediante el ejercicio regular y el deporte, maduran equilibradamente las diversas capacidades intelectuales, físicas, funcionales y de integración social. Así, se ha demostrado que los niños que practican deportes son más sanos, felices y tienen mejor rendimiento académico.

Es importante tener en cuenta que no es lo mismo realizar actividad física, que ejercicio físico o un deporte:
  • Actividad física significa moverse. Es todo movimiento corporal que genere un gasto de energía, como saltar la soga o hacer pump o aerobic dance. Esto mejora la salud y previene muchas enfermedades.
  • El ejercicio físico es una actividad física estructurada: andar en bicicleta, correr, nadar. Requiere una planificación para mejorar la condición física, como la fuerza muscular y la resistencia cardiovascular.
  • El deporte es el ejercicio físico con reglas y normas de juego, que involucra distintos niveles de participación: recreativo, competitivo, altamente competitivo y alto rendimiento deportivo, como los que practican los atletas olímpicos. 
Es a través de la práctica regular de ejercicios físicos o deportes que los niños logran:
  • Aumentar su autoestima.
  • Aprender a seguir reglas.
  • Compartir y abrirse con compañeros, venciendo la timidez.
  • Aprender a funcionar como equipo.
  • Controlar el carácter y aprender a ceder.
  • Desarrollar la fuerza  y la resistencia muscular.
  • Mejorar la formación y crecimiento de los huesos.
  • Mantener el peso corporal saludable.
  • Reducir la ansiedad.
  • Estimular y mantener el cerebro sano.
  • Mejorar el rendimiento académico.
  • Mejorar el carácter y el sueño.
  • Reducir el aburrimiento.
El ejercicio físico mejora el rendimiento académico porque aumenta la excitación –lo que genera una mayor capacidad de atención y concentración– y la autoestima. Asimismo, practicar con constancia cualquier deporte ayuda a que los adolescentes aprendan la importancia de la disciplina, la  perseverancia y el esfuerzo.

Las recomendaciones para realizar ejercicio físico varían según la edad. Para los niños mayores de seis años se aconsejan sesiones diarias de 30 minutos de duración e intensidad moderada. Algunas opciones son correr, saltar, patinar, bailar y andar en bicicleta. Los mayores de 10 años necesitan sumar 20 o 30 minutos, tres veces por semana, de una actividad física estructurada de alta intensidad, para obtener los beneficios deseados. Finalmente, los adolescentes deben entrenar un componente importante de su aptitud física, como es la fuerza y resistencia muscular. Desde ya, esto requiere que un profesional evalúe y supervise el nivel de madurez sexual del joven.

*La autora es médica clínica y deportóloga.