INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES SALUD DE LOS DOCENTES
LEVES Y FRECUENTES
DE PIEL
RESPIRATORIAS
ERUPTIVAS
MENINGITIS
· Meningitis
HEPATITIS
DEL TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
ZOONOSIS E INFECCIONES POR INSECTOS
SUH
CMV CONGÉNITO
> PEDIATRAS > INFECCIONES > MENINGITIS
> Meningitis

GENERALIDADES

La meningitis bacteriana es una enfermedad grave, que cursa con alta mortalidad (5-10%) y alta morbilidad (20%). Su incidencia varía de acuerdo a la región.

Los niños entre seis y 12 meses representan el grupo más vulnerable.

El neumococo y meningococo son los agentes etiológicos más frecuentes.

Con respecto al meningococo, si bien los serogrupos B y C son los que se aíslan con mayor frecuencia en Latinoamérica, en los últimos años se ha observado un aumento importante de casos por causados por los serogrupos Y y W135.

Los serotipos de neumococo más frecuentes son: 1, 4, 5, 6A, 6b, 9, 14, 18F, 19F y 23F. A ellos se atribuye más del 80% de los casos de enfermedad invasiva.

Las meningitis virales (asépticas) tienen buen pronóstico, son autolimitadas y no dejan secuelas. Ocurren típicamente durante el verano y la primavera. Los enterovirus son los principales agentes causales.

SÍNTOMAS

Es un cuadro de presentación aguda, frecuentemente precedido por una infección respiratoria.

En general, produce fiebre y náuseas, vómitos y cefaleas, como manifestación de hipertensión endocraneana.

Los lactantes pueden presentar irritabilidad, letargo y rechazo del alimento.

Los signos cutáneos, como petequias o púrpuras, también pueden estar presentes, en particular en los cuadros de meningococcemia y púrpura fulminans.

La sospecha de la infección por parte del cuidador o maestro constituye un elemento importante para un diagnóstico precoz.

PERÍODOS DE INCUBACIÓN Y CONTAGIO, TIEMPO DE EXCLUSIÓN

Infecciones virales

El período de incubación oscila entre tres y seis días. La eliminación del virus en la materia fecal puede continuar por varias semanas luego de resuelto el cuadro.

Infecciones meningocócicas

El período de incubación es de uno a 10 días, aunque usualmente es menor de cuatro días.  Los pacientes enfermos pueden transmitir el meningococo hasta 24 horas después de iniciado el tratamiento antibiótico efectivo.

La colonización nasofaríngea por el meningococo precede a la infección del sistema nervioso central.

En Argentina, la tasa de portación oscila entre el 1 y 15% de la población, y depende de la edad. Los estudios epidemiológicos realizados en Europa y Estados Unidos demuestran que la tasa de colonización es muy baja en los primeros años de vida. Luego aumenta para los adolescentes y alcanza el valor máximo para los adultos de entre 20 y 24 años.

Infecciones neumocócicas

El período de incubación es menor de cuatro días y el período de contagio se extiende hasta 24 horas luego de iniciado el tratamiento antibiótico efectivo.

La colonización nasofaríngea por el neumococo precede a la infección del sistema nervioso central.

En Argentina, en el año 2009 se reportó una tasa global de portación de neumococo del 51,55% y corresponde principalmente a niños menores de cinco años.

Exclusión

Todo niño con sospecha de meningitis debe ser excluido del jardín o la escuela.

Podrá reincorporarse cuando el pediatra de cabecera lo considere apto y en condiciones de asistir y participar en las actividades habituales sin demandar atención especial por parte de los educadores o del personal de cuidado.

DISEMINACIÓN Y MEDIDAS DE CONTROL

Infecciones virales

Las infecciones virales se transmiten por vía fecal-oral.

Infecciones bacterianas

La diseminación ocurre por contacto directo con las secreciones respiratorias.

Desde la incorporación de la vacuna contra el H. influenzae en 1998, la incidencia de las meningitis causadas por esta bacteria disminuyó en forma marcada.

Las vacunas contra meningococo y neumococo son seguras y efectivas, y constituyen la estrategia más efectiva contra estas infecciones.

  • Vacunas antineumocócicas conjugadas

Las vacunas decavalente y trecevalente son altamente inmunogénicas para los serotipos que contienen e inducen una respuesta inmunológica con elevados niveles de anticuerpos protectores.

La vacuna trecevalente (PCV 13) demostró tener una eficacia del 97% en la prevención de infecciones invasivas. Proporciona una cobertura cercana al 84.5% de los serotipos prevalentes en Argentina. Argentina la incorporó recientemente a su Calendario Nacional de Vacunación de Argentina, a partir de los dos meses de vida, con un esquema que contempla dos dosis y un refuerzo al año de vida.

  • Vacunas antimeningocócicas conjugadas

Las vacunas tetravalentes también han demostrado ser efectivas y seguras. Su uso está aprobado a partir de los nueve meses o dos años, según la marca comercial, hasta los 55.

Para los niños más pequeños, por el momento solo se encuentran disponibles las vacunas conjugadas contra el serogrupo C, que pueden aplicarse a partir de los dos meses.

TRATAMIENTO

  • Hospitalización.
  • Medidas de sostén.
  • Tratamiento antibiótico para las infecciones bacterianas.

Es fundamental un diagnóstico precoz, a fin de optimizar el tratamiento en forma oportuna y eficaz.

PREVENCIÓN

Infecciones virales

Es fundamental el lavado de manos.

Infecciones bacterianas

Las vacunas constituyen la medida de prevención más efectiva. Se debe indicar, además, profilaxis antibiótica a todos los contactos cercanos al caso índice.

PARA RECORDAR

  • Es fundamental un diagnóstico precoz, a fin de optimizar el tratamiento en forma oportuna y eficaz.
  • La vacunación es una medida de prevención efectiva y debe realizarse de acuerdo con las últimas recomendaciones.
  • Es importante indicar la quimioprofilaxis a los contactos cercanos al enfermo.
  • El lavado de manos es otra medida de prevención fundamental.
  • La sospecha de la infección por parte del cuidador o maestro constituye un elemento importante para un diagnóstico precoz.



www.crecersanos.com.ar