INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES SALUD DE LOS DOCENTES
LEVES Y FRECUENTES
· Caries
· Conjuntivitis
· Dermatitis del pañal
· Diarrea aguda
· Escabiosis
· Mordeduras
· Muguet
· Otalgia aguda
· Pediculosis
· Verrugas
· Vómitos
DE PIEL
RESPIRATORIAS
ERUPTIVAS
MENINGITIS
HEPATITIS
DEL TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
ZOONOSIS E INFECCIONES POR INSECTOS
SUH
CMV CONGÉNITO
> PEDIATRAS > INFECCIONES > LEVES Y FRECUENTES
> Vómitos

GENERALIDADES

Es la expulsión del contenido gástrico a través de la boca. Sus causas son múltiples, algunas de ellas son infecciosas.

Los vómitos pueden corresponder a infecciones banales (gastroenteritis) o a infecciones graves (meningitis). Se debe realizar un examen clínico minucioso para identificar los signos asociados que orienten a la etiología.

SÍNTOMAS

Los pacientes que presentan vómitos de etiología infecciosa suelen tener otros síntomas asociados, como fiebre o diarrea.

Si bien el aumento de la presión capilar durante el vómito puede producir la aparición de petequias en el rostro y el tórax, el hallazgo de las mismas en otras regiones del cuerpo (con vómitos y fiebre) obliga a descartar infección bacteriana invasiva.

CONTAGIO

El contacto directo con el vómito puede resultar en el contagio de enfermedades infecciosas.

Si el vómito se encuentra visiblemente contaminado con sangre, la exposición al mismo a través de mucosas o heridas se debe considerar de riesgo para la adquisición de infecciones transmitidas por sangre (VIH, hepatitis B  y hepatitis C) y hacer la consulta precoz con el infectólogo pediatra.

DISEMINACIÓN Y MEDIDAS DE CONTROL

  • Realizar un adecuado lavado de manos luego de manipular cualquier objeto o superficie contaminada con fluidos corporales.
  • Realizar la limpieza y desinfección de las superficies en contacto con fluidos corporales.
  • Excluir al niño del jardín o la escuela si:

    1. Vomita más de dos veces en 24 horas.
    2. Presenta vómitos y fiebre, vómitos de contenido porráceo o sanguinolento, anuria de ocho horas o más de evolución, antecedente reciente de traumatismo encéfalo craneano o mal estado general.

TRATAMIENTO

La pérdida hídrica a través del vómito puede ser una causa de deshidratación aguda. Además del riesgo de contagio expuesto, se debe realizar la consulta médica inmediata ante signos de deshidratación o vómitos persistentes.

El tratamiento específico se hará de acuerdo a la etiología.

PARA RECORDAR

  • Los vómitos pueden corresponder a infecciones banales (gastroenteritis) o a infecciones graves (meningitis). Se debe realizar un examen clínico minucioso para identificar los signos asociados que orienten a la etiología.
  • El niño con vómitos puede deshidratarse en pocas horas, por lo cual se debe estar alerta para realizar la consulta médica precoz.



www.crecersanos.com.ar