INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES SALUD DE LOS DOCENTES
LEVES Y FRECUENTES
DE PIEL
RESPIRATORIAS
ERUPTIVAS
· Enfermedad pie-mano-boca
· Escarlatina
· Herpes simplex
· Mononucleosis
· Paperas
· Quinta enfermedad
· Rubéola
· Sarampión
· Sexta enfermedad
· Varicela y herpes zóster
MENINGITIS
HEPATITIS
DEL TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
ZOONOSIS E INFECCIONES POR INSECTOS
SUH
CMV CONGÉNITO
> PEDIATRAS > INFECCIONES > ERUPTIVAS
> Quinta enfermedad

GENERALIDADES

Es una enfermedad exantemática causada por el parvovirus B19.

El cuadro puede ser asintomático o puede ser grave en pacientes con anemia drapanocítica o inmunodeficientes, provocando crisis aplásicas, entre otras complicaciones.

La adquisición de esta infección por embarazadas susceptibles puede ser riesgosa para el feto.

SÍNTOMAS

  • Fiebre.
  • Mialgias.
  • Artralgias (más frecuente en adultos).
  • Cefalea.

Entre siete y 10 días luego de la aparición de los síntomas, se presenta un rash. Comienza como un eritema de mejillas, “en cachetada”, y es sucedido por una erupción generalizada de aspecto “en encaje”, que progresa en forma centrífuga desde el tronco hacia los miembros (brazos y muslos). Se exacerba ante la exposición al calor durante semanas.

PERÍODOS DE INCUBACIÓN Y CONTAGIO, TIEMPO DE EXCLUSIÓN

El período de incubación es de cuatro a 21 días.

La infección se contagia hasta la aparición del rash.

Dado que la eliminación del virus es previa al rash y, por ende, previa al diagnóstico, no se debe excluir al niño del jardín o escuela. La excepción son los pacientes inmunocomprometidos o con enfermedades hematológicas, que pueden eliminar grandes cantidades de virus y presentar mayor compromiso del estado general. Se los readmitirá cuando recuperen el estado clínico.

DISEMINACIÓN Y MEDIDAS DE CONTROL

Se contagia por:

  • Contacto directo con las secreciones orofaríngeas del paciente infectado (antes de la aparición del rash).
  • Transfusiones sanguíneas.
  • Transmisión vertical de la madre al feto en embarazadas susceptibles.

Si una embarazada entra en contacto con un niño con la quinta enfermedad, se la debe derivar en forma urgente al especialista infectólogo y al obstetra.

TRATAMIENTO

No existe tratamiento específico.

PARA RECORDAR

  • La infección puede ser grave en pacientes inmunocomprometidos o con enfermedades hematológicas, y riesgosa para la salud fetal en el caso de las embarazadas susceptibles.
  • Dado que la eliminación del virus es previa al rash y, por ende, previa al diagnóstico, no se debe excluir al niño del jardín o escuela.



www.crecersanos.com.ar