INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES

Si pudiera volver a empezar...
Por Ángela Marulanda*. 

Como mamá, a pesar de mis buenas intenciones, cometí muchos errores con mis hijos. Ahora que ellos son adultos, me pregunto: “Si pudiera volver a empezar... ¿qué haría diferente?”.
  • Procuraría recordar, en todo momento, que aun cuando les dí la vida a mis hijos no puedo vivirla por ellos.
  • No me dedicaría a acosarlos y corregirlos a toda hora, sino a disfrutar al máximo los pocos años que los tengo a mi lado.
  • Evitaría vivir procurando que ellos fueran tal como lo soñaba y procuraría conocerlos más para valorarlos y aceptarlos tal como son.
  • Le daría más importancia a gozar el tiempo que estoy con ellos que a presionarlos para que sobresalgan y poder gozar con sus triunfos.
  • Viviría menos pendiente de ver qué están haciendo mis hijos y más atenta a ver en sus ojos lo que me está diciendo su corazón.
  • Dejaría de preocuparme por preparar el camino para mis hijos y me concentraría en prepararlos a ellos para el camino.
  • Les daría más abrazos, sonrisas y aplausos... y menos consejos, instrucciones y advertencias.
  • Procuraría fomentarles una mejor autoestima para que vivan más a gusto consigo mismos, en lugar de darles más cosas para que vivan más a gusto conmigo.
  • Los admiraría más y los criticaría menos para fortalecer sus cualidades, en lugar de reforzar sus defectos.
  • Todos los días les haría saber no lo que yo hago por ellos, sino lo que ellos significan para mí.
  • En resumen... me esforzaría, ante todo, por darles a mis hijos lo mejor de mí, en lugar de concentrarme en exigir lo mejor de ellos.

*Autora y educadora familiar.