INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
PATERNIDAD SIGLO XXI LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES
VACUNAS
LAVADO DE MANOS
· Lavado de manos
HIGIENE Y SEGURIDAD DE LOS ALIMENTOS
DESINFECCIÓN EN EL HOGAR
CUÁNDO NO ENVIAR A LOS CHICOS A CLASES
> PADRES > PREVENCION > LAVADO DE MANOS
> Lavado de manos

El lavado de manos demostró ser la medida más eficaz para prevenir la transmisión de infecciones en diferentes ámbitos. Por ello, tanto el personal como los alumnos que asisten a una institución educativa deben conocer cuándo y cómo realizarlo.

CUÁNDO LAVARSE LAS MANOS

  • Al llegar e iniciar la jornada escolar.
  • Al cambiar el grupo de niños con el que se trabaja.
  • Antes de:
    1. Preparar alimentos.
    2. Comer o alimentar a un niño.
    3. Administrar alguna medicación.
    4. Curar una herida, atender a alguien que está enfermo o a bebés recién nacidos.
    5. Jugar con agua que será utilizada por más de un niño.
  •  Después de:
    1. Comer o alimentar a un niño.
    2. Cambiar pañales o ir al baño.
    3. Tomar contacto con fluidos corporales (mocos, vómitos, sangre, etc.).
    4. Limpiarse o limpiar a algún niño la nariz o la boca.
    5. Curar una herida, atender a alguien que está enfermo o a bebés recién nacidos.
    6. Manipular alimentos crudos (especialmente carnes).
    7. Manipular mascotas o limpiar sus elementos o excrementos.
    8. Jugar en areneros.
    9. Manipular la basura o limpiar superficies.
  • Al finalizar la jornada.
  • Al llegar a casa.

CÓMO LAVARSE LAS MANOS

  • Humedecer las manos con agua tibia y aplicar jabón, preferentemente, líquido.
  • Frotarse las manos fuera del chorro de agua, en forma vigorosa, hasta hacer espuma. Mantener el movimiento durante al menos 10 segundos. Frotar las áreas entre los dedos y alrededor de las uñas, las palmas e incluso las muñecas.
  • Colocar nuevamente las manos bajo el agua y enjuagar hasta retirar todo rastro de jabón y suciedad.
  • Secar las manos, preferentemente con una toalla de papel descartable.
  • En caso de no contar con canillas con cierre automático, utilizar la toalla para cerrar el paso de agua, sin tocar el grifo con las manos limpias.

Se prefiere el jabón líquido, ya que es más fácil de manipular, sobre todo para los niños pequeños. Además, se evita la contaminación por ciertas bacterias que puede ocurrir al usar jabón en pan. No es necesario utilizar jabón antiséptico para el lavado de manos habitual.

Dado que compartir toallas de tela puede favorecer la transmisión de enfermedades infecciosas, se recomienda usar toallas descartables, o bien de tela, pero de uso individual.

USO DE ALCOHOL EN GEL PARA LA HIGIENE DE MANOS

Si bien es muy eficaz para eliminar microorganismos, el alcohol en gel debe utilizarse sobre manos visiblemente limpias, ya que de lo contrario su acción se inactiva. Por eso, a diferencia de lo que sucede en el ámbito hospitalario, el uso de alcohol en gel no sustituye el lavado de manos en los jardines o las escuelas, donde se necesita remover la suciedad visible de las manos.

Cuando se trabaja con niños pequeños, se debe tener en cuenta que, si los chicos lo ingieren, este producto puede ser tóxico, ya que contiene concentraciones altas de alcohol (60%). Asimismo, se trata de un material inflamable, que puede causar accidentes.

Se sugiere entonces:

  • Limitar el uso de alcohol en gel a sitios que carecen de piletas o lavatorios.
  • Evitar que los recipientes con alcohol en gel estén al alcance de los niños.
  • Asegurarse de que los chicos usen el producto con la supervisión de un adulto.

CÓMO HIGIENIZAR LAS MANOS CON ALCOHOL EN GEL

  • Asegurarse de que las manos estén visiblemente limpias.
  • Aplicar alcohol en gel sobre la palma de una mano y frotar contra la otra. Extender el producto hasta cubrir de manera total la superficie de ambas manos y los dedos.
  • Frotar hasta que el producto se seque (unos 15 segundos). Una vez secas, las manos se encuentran limpias.