INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES

Estudio señala el valor de limitar el uso de dispositivos electrónicos en las comidas
3 ENE 2014.- Los padres que permiten a sus hijos adolescentes utilizar dispositivos electrónicos durante las comidas familiares tienden a servir alimentos menos saludables, a fomentar menos la comunicación familiar y a dar menor importancia a estos momentos con los hijos. Así lo sugiere un reciente estudio publicado en la revista Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics.

“Los resultados de este trabajo mostraron que el uso de estos medios durante la hora de la comida es común en las familias con hijos adolescentes, pero establecer reglas sobre la utilización de los artefactos puede reducirla y tener otros beneficios”, señaló Jayne Fulkerson, autora principal de la investigación, en una nota de Shereen Jegtvig para Reuters. 

Fulkerson, que es directora del Centro para la Investigación en Promoción de la Salud Familiar e Infantil de la Universidad de Minnesota, en EE.UU., y sus colegas examinaron la frecuencia con la que los adolescentes utilizan dispositivos electrónicos durante las comidas familiares, por ejemplo, al mirar televisión o películas, escuchar música con auriculares, hablar por teléfono, enviar mensajes de texto o jugar con videojuegos de mano. Luego evaluaron la asociación entre estas conductas y las características demográficas, las reglas familiares sobre uso de los mencionados artefactos y los alimentos servidos. Los datos para el análisis se obtuvieron de más de 1.800 encuestas realizadas entre 2009 y 2010, como parte de dos estudios poblacionales de adolescentes llamados Project Eating Among Teens 2010 (Proyecto Alimentación entre Adolescentes 2010) y Project Families and Eating Among Teens (Proyecto Familias y Alimentación entre Adolescentes).

De acuerdo con esta investigación, el 25,5% de los progenitores informó que los jóvenes ven televisión o películas con frecuencia durante las comidas familiares. Asimismo, las chicas y los adolescentes de mayor edad mostraron una mayor tendencia a usar dispositivos electrónicos al cenar o almorzar

“Lo que nos dijeron los padres es que los chicos (y probablemente también los adultos) mandan mensajes de texto y usan juegos durante la cena. En varias encuestas que realicé a padres y jóvenes, ellos indicaron que se realizan múltiples tareas durante esos momentos”, detalló Fulkerson. 

Así, la utilización de artefactos resultó mayor en las familias donde hay menor comunicación y que atribuyen menor importancia a la hora de la comida. Por otra parte, el trabajo alertó que cuando el uso los dispositivos electrónicos es frecuente, tienden a servirse menor alimentos saludables, como ensaladas verdes, frutas, verduras, jugos 100% naturales y leche, mientras que aumenta la provisión de bebidas azucaradas.

Sin embargo, el estudio también muestra que la utilización de artefactos se reduce cuando existen límites paternos que frente a estas conductas. “En los hogares donde los medios se usan durante las comidas familiares, los padres podrían elegir establecer reglas que eviten estos comportamientos, para mejorar la calidad del tiempo que pasan con sus hijos”, remarcó Fulkerson. La especialista recordó, además, que investigaciones científicas indican que las comidas familiares frecuentes mejoran la autoestima y la dieta de los chicos. “Si se les da la oportunidad, la mayoría de los niños hablará sobre ellos y sus vidas durante la comida, lo que conduce a una mejor comunicación familiar”, agregó.

Si bien Fulkerson aclara que no existe un “número mágico” de comidas que las familias debieran compartir, que no es necesario que todos los alimentos servidos sean 100% saludables y que no siempre es malo el uso de dispositivos electrónicos durante estos momentos (por ejemplo, dice que ver una película durante la cena puede facilitar el tiempo en familia), enfatiza que los padres pueden mejorar gradualmente el tiempo que pasan con sus hijos si limitan la utilización de artefactos al sentarse a comer. Como señalan en la publicación, establecer estas reglas en el hogar puede ser, incluso, una importante estrategia de salud pública.


Fuentes: Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics y Reuters Health.