INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
PATERNIDAD SIGLO XXI LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES
PIEL Y CUERO CABELLUDO
· Dermatitis del pañal
· Forúnculos, abscesos y celulitis
· Mordeduras
· Pediculosis
· Sarna
· Verrugas
· ENFERMEDADES ERUPTIVAS:
· Enfermedad pie-mano-boca
· Escarlatina
· Herpes simple
· Mononucleosis
· Paperas
· Quinta enfermedad
· Rubéola
· Sarampión
· Sexta enfermedad
· Varicela y herpes zóster
BOCA Y DIENTES
OJOS
OÍDOS
CEREBRO
SISTEMA DIGESTIVO
SISTEMA RESPIRATORIO
TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
> PADRES > INFECCIONES > PIEL Y CUERO CABELLUDO
> Dermatitis del pañal

¿QUÉ ES?

Es la inflamación de la piel que recubre la zona en contacto con el pañal. La produce un hongo llamado Candida, muy frecuente entre los lactantes.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

  • Aparece una lesión rojiza en la zona del pañal. Es más marcada en los pliegues y tiene bordes sobreelevados y más enrojecidos.    
  • Suelen verse lesiones de tipo “granitos” en torno a la lesión principal
  • Puede también estar acompañada de llagas, úlceras y piel agrietada.

¿CUÁL ES EL PERÍODO DE INCUBACIÓN Y CÓMO SE CONTAGIA?

  • Se desconoce el período de incubación.
  • Los hongos del género Candida habitan en la piel de la región del pañal, de la cavidad oral y del tracto digestivo. El uso de antibióticos puede favorecer su aparición.
  • No suele contagiarse a otros niños.
¿LOS CHICOS CON DERMATITIS DEL PAÑAL PUEDEN ASISTIR AL JARDÍN?

Sí, la infección no suele ser contagiosa.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

  • Mantener seca la piel de la zona del pañal y evitar la irritación por fricción o lavados frecuentes.
  • Cambiar los pañales con frecuencia y favorecer la exposición al aire de la zona comprometida.
  • Utilizar cremas o pastas locales, según prescripción médica.
Cuando el tratamiento no da resultado o cuando las lesiones son extendidas, exceden el área del pañal y son muy llamativas, se debe descartar que el niño tenga algún trastorno de las defensas.

PARA RECORDAR

  • La dermatitis del pañal es una infección muy frecuente que no suele ser contagiosa.
  • Las medidas de control suelen ser efectivas en el tratamiento (cambio frecuente de pañales, exposición al aire del área comprometida).
  • Cuando el tratamiento no da resultado o cuando las lesiones son extendidas, exceden el área del pañal y son muy llamativas, se debe descartar que el niño tenga algún trastorno de las defensas.