INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
PATERNIDAD SIGLO XXI LIBROS PARA CHICOS NOVEDADES
PIEL Y CUERO CABELLUDO
BOCA Y DIENTES
OJOS
· Conjuntivitis
OÍDOS
CEREBRO
SISTEMA DIGESTIVO
SISTEMA RESPIRATORIO
TRACTO URINARIO
DE TRANSMISIÓN SEXUAL
> PADRES > INFECCIONES > OJOS
> Conjuntivitis

¿QUÉ ES?

Es la inflamación del tejido denominado conjuntiva, que recubre la porción blanca del ojo y el interior de los párpados.

Puede originarse por causas químicas, alérgicas o infecciosas (virus o bacterias) y afectar a uno o a ambos ojos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

  • El niño presenta el ojo rojo e inflamado, el cual puede doler y lagrimear de manera espontánea.
  • Cuando la infección es causada por bacterias, el niño suele presentar una secreción mucosa con pus y costras de los párpados por la mañana.

¿CUÁL ES EL PERÍODO DE INCUBACIÓN Y CÓMO SE CONTAGIA?

Conjuntivitis viral

Suele iniciarse junto con una infección acompañante (en general un resfrío). En algunos casos, el período de contagio puede extenderse hasta 14 días. Habitualmente, contagia hasta la resolución de los síntomas.

Conjuntivitis bacteriana

No se conoce el período de incubación, ya que suele estar causada por bacterias propias del ojo. El período de contagio se interrumpe cuando se inicia el tratamiento antibiótico.

¿CÓMO SE DISEMINA Y CUÁLES SON LAS MEDIDAS DE CONTROL?

La diseminación se produce a través de las manos contaminadas, lo que permite que las secreciones oculares o respiratorias del niño infectado entren luego en contacto con los ojos de otros niños.

Por eso, la higiene de manos es primordial para evitarla.

¿LOS CHICOS CON CONJUNTIVITIS PUEDEN ASISTIR A CLASES?

Si se mantienen las medidas de higiene, sobre todo de las manos, no es necesario excluir al niño del jardín o de la escuela.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Aunque la mayoría de los casos se resuelven sin tratamiento, en ocasiones, puede ser necesario utilizar gotas con antibióticos.

PARA RECORDAR

  • La conjuntivitis no suele tener complicaciones de importancia y, habitualmente, solo afecta al niño que la padece. Sin embargo puede ser muy contagiosa y por eso la higiene de manos es primordial para evitarla.
  • En los casos en que es causada por bacterias, mejora con antibióticos locales.