INFECCIONES MEDIDAS DE PREVENCIÓN SALUD EMOCIONAL JUEGOS Y DEPORTES
> PEDIATRAS > SEGUNDA OPINION
> SALUD DE DOCENTES Y AUXILIARES
Los docentes y auxiliares que trabajan con niños ocupan un lugar clave en la detección precoz de enfermedades infantiles y en la implementación de medidas que evitan las transmisión de enfermedades entre los chicos y entre ellos y sus maestros. Por eso, deben realizarse controles médicos regulares que aseguren que:
  • Se encuentran en condiciones médicas adecuadas para llevar a cabo sus funciones.
  • No tienen enfermedades que pueden poner en riesgo a terceros.
  • Tienen al día el Calendario de Vacunación correspondiente.
Es conveniente que tengan resultados normales en la evaluación visual y auditiva. Asimismo, se recomienda que mantengan una buena salud bucal, ya que pueden transmitir caries a los niños

El personal que trabaja con chicos debe ser consciente de la importancia de prevenir la diseminación de infecciones en el ámbito escolar, por lo cual es conveniente que reciba un asesoramiento básico sobre las medidas de prevención:
  • Ante la aparición de síntomas que hagan pensar en alguna enfermedad, deben reportarse enfermos y ausentarse de su trabajo con niños
  • Se les debe advertir que debido al contacto con chicos pequeños, es probable que durante el primer año de trabajo padezcan mayor cantidad de infecciones, habitualmente banales y de origen viral, que se atenúan con el paso del tiempo y el desarrollo de la inmunidad (defensas) especifica.

VACUNAS 

Se recomienda a los docentes la aplicación de las siguientes inmunizaciones:

Doble adultos contra difteria y tétanos
  • Todos los adultos deben recibir un refuerzo a los 10 años de la última vacunación antitetánica. La vacuna está incluida en el Calendario de Vacunación argentino, por lo que es obligatoria y gratuita en ese país.
  • Debido al brote actual de tos convulsa en Argentina, se recomienda a quienes trabajan con niños menores de seis meses reemplazar uno de los refuerzos por la vacuna triple bacteriana de adultos (dTpa), que protege contra tétanos, difteria y tos convulsa. Desde 2014, la dTpa es obligatoria y gratuita para todas las embarazadas del país a partir de la semana 20 de gestación.
Antihepatitis B
  • La vacuna está incluida en el Calendario de Vacunación argentino, por lo que es obligatoria y gratuita.
  • Todos los adultos no vacunados deben recibir el esquema completo, que involucra tres dosis. La segunda se aplica al mes de la primera, y la tercera a los seis meses de la primera.
  • Los adultos que hayan recibido alguna vez la vacuna sin completar el esquema, deben aplicarse las dosis faltantes.
Doble viral (SR) contra sarampión y rubéola
  • La vacuna está incluida en el Calendario de Vacunación argentino, por lo que es obligatoria y gratuita.
  • Todos los adultos deben iniciar o completar el esquema, si no recibieron:
    1. Dos dosis de la vacuna triple viral (contra sarampión, rubéola y paperas).
    2. Una dosis de triple viral y una dosis de doble viral SR.
  • Es de particular importancia en el caso de las mujeres jóvenes en edad de concebir, debido a que estas infecciones pueden transmitirse de la madre al feto o, en algunos casos, tener una evolución grave en el adulto, como la neumonitis sarampionosa.
  • La vacuna no está indicada para las embarazadas. Las mujeres que se vacunaron deben esperar al menos un mes antes de embarazarse.
Antigripal
  • Se recomienda que todas las personas que trabajan con menores de cinco años se la apliquen en forma anual, ya que estos niños tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones de la gripe.
  • En Argentina, la vacuna es obligatoria y gratuita para las embarazadas y puérperas (madres de niños menores de seis meses).
Antihepatitis A
  • Se recomienda que el personal docente tenga el esquema completo de esta vacuna, ya que el contacto con los niños aumenta el riesgo de adquirir la infección.
  • Los esquemas posibles son:
    1. Dos dosis de la vacuna contra la hepatitis A.
    2. Tres dosis de la vacuna combinada (A+B).
Antivaricela
  • Es de particular importancia en el caso de las mujeres jóvenes en edad de concebir que no hayan tenido la enfermedad, debido a que esta infección puede transmitirse de la madre al feto o, en algunos casos, tener complicaciones en el adulto.
  • El esquema contempla dos dosis. 
  • La vacuna no está indicada para las embarazadas. Las mujeres que se vacunaron deben esperar al menos un mes antes de embarazarse.
Se aconseja que los docentes y auxiliares comuniquen a sus médicos la actividad que desarrollarán, para que los profesionales evalúen, para los adultos con condiciones o enfermedades de base, la aplicación de vacunas adicionales o la contraindicación de ciertas vacunas.

Es importante que las embarazadas consulten con sus médicos acerca de las vacunas para ellas.


Última actualización sobre vacunas: 6 de febrero de 2014.
Colaboración médica: Dra. Cynthia Vartalitis, miembro del Grupo de Trabajo de Vacunas del Adulto de FIDEC y FUNCEI.

Descargue la Guía práctica de vacunas para adultos de FIDEC y FUNCEI.